Viajes a Martinica

Encuentra aqu√≠ el viaje de tus sue√Īos a Martinica

¡Aquí puedes encontrar todos los viajes disponibles a Martinica! Seleccione el tipo de viaje que desea (viajes combinados/multidestino, paquetes de vuelo y hotel, hoteles, vuelos, actividades, traslados) e introduzca la fecha y el aeropuerto de salida al que desea viajar y haga click en "BUSCAR" para encontrar el viaje más barato disponible en Martinica para la fecha de su preferencia.
Martinica es una isla caribe√Īa que es un departamento de ultramar de Francia en el Mar Caribe, al norte de Santa Luc√≠a y al sur de Dominica. Martinica es un departamento de ultramar de Francia y conserva la cultura francesa y caribe√Īa. Conocido por sus playas. Los lugares recomendados para visitar son la Co-Catedral de Nuestra Se√Īora de la Asunci√≥n, la Catedral de San Luis y la Iglesia de Nuestra Se√Īora de la Asunci√≥n.
Capital Fort-de-France
Continente América
Región Caribe
Demografía 378.243
Moneda EUR √Ę‚ā¨‚Äú Euro √Ę‚ā¨‚Äú ‚ā¨
Idioma Francés

Sobre viajes a Martinica

La isla est√° dominada por el Monte Pelee, que el 8 de mayo de 1902 entr√≥ en erupci√≥n y destruy√≥ completamente la ciudad de Saint Pierre, matando a 30.000 habitantes. En el sur de la isla, hay muchas playas hermosas con muchos turistas. En el norte, las selvas tropicales y las playas de arena negra son dignas de ver. El interior de la isla es monta√Īoso.

Qué ver en Martinica

Hay muchas playas nudistas en Martinica.

Museo de mariscos.
El Museo del Pl√°tano.
Casa de Cane.
La Sabana de los Esclavos.
Residencia de Clement.
Biblioteca Schoelcher.
Catedral de San Luis, Fort-de-France.
Sacré-Coeur de Balata, Fort-de-France.
Jardines de Balata.
Savannah petrificada.
Vulcano Mont Pelée.
El Diamante.
Route de la Trace.

Qué hacer en Martinica

Gorges de la Falaise. En una longitud de unos 200 metros el r√≠o Falaise fluye a trav√©s de un ca√Ī√≥n (unos diez metros de profundidad y 1-3 metros de ancho). Puedes descubrir el ca√Ī√≥n con una combinaci√≥n de caminatas y nataci√≥n. El ca√Ī√≥n est√° en una propiedad privada, de ah√≠ la tarifa (tambi√©n paga por el gu√≠a). Tengan en cuenta que algunas partes de la ruta s√≥lo se pueden cruzar nadando, por lo que deben usar ropa de ba√Īo (no jeans, camisas, ni siquiera sombreros). Sin embargo, es necesario usar zapatos de senderismo (sin chancletas, etc.) ya que la caminata pasa por encima de piedras resbaladizas. Puedes alquilar zapatos apropiados en la entrada. Tenga en cuenta que el gu√≠a puede llevar c√°maras peque√Īas, pero no traiga tel√©fonos m√≥viles, c√°maras enormes u otras cosas. Puedes dejar tu ropa, equipo de paseo, electr√≥nica, etc. en la caba√Īa donde el gu√≠a est√° esperando.
Anse Noire, Chemin rural de l’anse du Four. Hermosa playa en el camino a Answe d’Arlet. Ten cuidado si nadas all√≠ durante o despu√©s de la lluvia. Los √°rboles palleteros est√°n por todas partes y sorber√°n en el agua terminando por picarte. ¬°¬°S√© consciente!! El para√≠so en la tierra. ¬°Arena negra! Nadamos con tortas, ¬°¬°¬°qu√© momento tan majestuoso tuvimos en esta playa!!! Mant√©ngalo limpio por favor.

La comida en Martinica

Martinica es √ļnica en contraste con la mayor√≠a de las otras islas del Caribe en cuanto a que tiene una amplia variedad de opciones para comer. El Ti Gourmet Martinica (2000) enumera 456 caf√©s y/o restaurantes en la isla – sin incluir los diversos bares, algunos de los cuales sirven tanto comida como alcohol. El folleto de 1998 elaborado y publicado por la ARDTM cuenta con hasta 500 establecimientos relacionados con los servicios de alimentaci√≥n (esto corresponde a m√°s de 3.000 empleos). Los restaurantes en Martinica van desde los exclusivos restaurantes gourmet de alta gama hasta los cr√™pes, accras, boudin, zumos de fruta y leche de coco que se pueden comprar a los comerciantes de alimentos en la playa o en los puestos de comida/restaurantes de la ciudad.
La abundancia de restaurantes tanto criollos como franceses refleja el predominio no s√≥lo de los turistas franceses en Martinica sino tambi√©n el estatus de la isla como DOM francesa. Ha habido un creciente inter√©s en los platos tradicionales de la isla, y por lo tanto, una m√°s reciente profusi√≥n del n√ļmero de restaurantes criollos. Muchos de los restaurantes adaptan sus men√ļs para satisfacer los gustos criollos y franceses.

En la edici√≥n 2000 de D√©lices de la Martinica, la gu√≠a elaborada por el sindicato de restaurantes de la isla, el editorial del entonces Prefecto y director de turismo, Philippe Boisadam, describe la contribuci√≥n que ¬ęla cocina martinique√Īa hace a las artes culinarias¬Ľ. Olivier Besnard, el director comercial de la divisi√≥n de aerol√≠neas de larga distancia de Air Libert√©, escribi√≥ el prefacio de esta misma edici√≥n. Afirma que este restaurante criollo y gu√≠a de recetas es ¬ęun recuerdo tur√≠stico que puede llevarse a casa¬Ľ. Francis Delage, asesor culinario que ha reunido la mayor√≠a de las recetas de esta gu√≠a, subraya que los restauradores de la isla son los embajadores gastron√≥micos de Martinica y que, en particular, representan la ¬ęcalidad de la acogida¬Ľ, ¬ęlos productos¬Ľ y ¬ęel saber hacer de la cocina criolla, que forma parte verdaderamente del patrimonio culinario de Francia¬Ľ.
Los cambios en la composici√≥n del turista (comportamiento, inter√©s) pueden muy bien explicar la evoluci√≥n de la oferta culinaria en muchos de los restaurantes de hoy en d√≠a. Los restaurantes de Martinica ofrecen no s√≥lo la cocina francesa y otras cocinas internacionales, sino tambi√©n la posibilidad de consumir los alimentos que el Otro come. En este caso, el Otro se refiere a los martiniquenses. Los visitantes pueden echar un vistazo a la realidad entre bastidores de las pr√°cticas culinarias martiniquenses a trav√©s de una ¬ęaut√©ntica¬Ľ cocina criolla. Una investigaci√≥n del nuevo turista, o fen√≥meno ¬ępost-turista¬Ľ (Poon 1999) aventur√°ndose fuera del ¬ęsendero de la comida¬Ľ en busca de algo m√°s aut√©ntico.
Los restaurantes, los libros de cocina criollos, las ferias y festividades p√ļblicas y los caros comedores de los hoteles de lujo de propiedad extranjera en los que se sirve la comida, se presentan todos ellos como escenarios cruciales en los que se ponen a prueba continuamente las ideas sobre la cocina martiniquense y, por tanto, la identidad, la autenticidad y el lugar.
Diciembre 2008/2009 se lanz√≥ un sitio web Club Gastronomie & Prestige Busque en la pesta√Īa Partenaires para encontrar los mejores restaurantes de Martinica.

Bebidas y vida nocturno en Martinica

Como en la Francia continental, el agua es segura para beber del grifo, y los restaurantes la servir√°n con gusto sin cargo adicional (l’eau du robinet).
Los zumos de fruta fresca tambi√©n son muy populares en la isla junto con el jus de canne, una deliciosa bebida de ca√Īa de az√ļcar que a menudo se vende en furgonetas en los apartaderos de las carreteras principales. Este jugo no se mantiene fresco por mucho tiempo, as√≠ que pide que se haga fresco mientras esperas y b√©belo lo m√°s r√°pido posible con algunos cubos de hielo y un poco de lima.
Pruebe su jugo de ca√Īa de az√ļcar, es bastante refrescante. No dudes en parar al lado de la carretera para comprar un trago a los locales que lo har√°n delante de ti.
Martinica es famosa por sus rones de clase mundial y la isla todav√≠a alberga hoy en d√≠a un gran n√ļmero de destiler√≠as que invitan al turista a explorar su historia. Los m√©todos de producci√≥n hacen hincapi√© en el uso del jugo fresco de la ca√Īa de az√ļcar para producir ¬ęrhum agricole¬Ľ, en lugar de la melaza que se utiliza ampliamente en otros lugares.
Aunque el ron es mucho más popular, la cerveza local en Martinica es Bière Lorraine.

La moneda en Martinica

Como el resto de Francia, la moneda oficial es el euro (¬ęEUR¬Ľ, c√≥digo de moneda ISO: EUR). Se divide en 100 centavos.
Los dólares americanos no son aceptados en las tiendas, pero algunas tiendas y muchos restaurantes y hoteles aceptan tarjetas de crédito. Los mejores tipos de cambio se pueden tener en los bancos. No todos los bancos hacen cambio de divisas y pueden dirigirle a Fort-de-France para hacer esas transacciones.

Compras en Martinica

Las mejores ofertas incluyen importaciones de lujo francesas (por ejemplo, perfumes, moda, vinos) y art√≠culos hechos en la isla, por ejemplo, especias y ron. Y algunos comerciantes ofrecen reembolsos de impuestos del 20 por ciento por compras hechas con tarjeta de cr√©dito o cheques de viajero, aunque muchos pueden no aceptar estos √ļltimos.
Las oportunidades de compra incluyen:

Galleria, en Lamentin (cerca del aeropuerto), es el centro comercial m√°s grande de la isla, con varias tiendas de marcas europeas y otras.
El Mercado de Especias de Fort-de-France ofrece puestos llenos de flores locales/√ļnicas, frutas y verduras frescas, y hierbas y especias.
Rue Victor Hugo: La principal calle comercial de Fort-de-France Рuna franja de boutiques a veces diminutas, como las de París, tiendas de la isla y vendedores de fruta fresca y flores

Como una isla decididamente católica, muy pocas tiendas están abiertas los domingos o días festivos celebrados en Francia.
Horas de trabajo: Los domingos pueden encontrar muchas tiendas cerradas. Revise con antelación antes de contratar el transporte a cualquier tienda o zona comercial en particular.